top of page

Auge de la islamofobia y arabofobia en Colombia

Actualizado: 7 may


Redacción Instituto de Cultura Árabe de Colombia


Desde el Instituto de Cultura Árabe de Colombia, una plataforma para generar diálogo intercultural e interreligioso, vemos con preocupación el auge de narrativas islamofóbicas y arabofóbicas en algunos medios de comunicación, espacios académicos y hasta institucionales. Para poder vivir en sociedades más pacíficas, justas e incluyentes, se hace necesaria la erradicación en conjunto de todas las formas discriminación: anti-semitismo, islamofobia y arabofobia, entre otras.

Un odio silencioso en auge


Las generalizaciones, la estigmatización de ciertos grupos, la discriminación, la desinformación y manipulación de la información, solo generan todo tipo de violencias. Hacemos un llamado urgente para que se fomenten más espacios que promuevan diálogo intercultural e interreligioso, y que mediante la pedagogía se prevenga el incremento de discursos y actitudes xenófobas y racistas en Colombia.


Las generalizaciones, presunciones, y acusaciones sin precisiones o evidencias concretas y sin la existencia del derecho fundamental al debido proceso consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política de 1991 donde se interpreta "como un proceso que debe ser público y expedito en el cual se reconozcan todas las garantías sustanciales y procesales, desarrollado ante una autoridad competente que actúe con independencia e imparcialidad", se ponen en riesgo la vida de miles de colombianos que históricamente son de origen árabe de distintas confesiones religiosas, y de aquellos pertenecientes a la comunidad islámica a lo largo y ancho del territorio nacional, que incluye personas de todos los orígenes.


La islamofobia no solamente ataca a quienes son musulmanes, sino que también a aquellos que se cree o se percibe que lo son, como por ejemplo, a los árabes cristianos. El objetivo del racismo es erradicar retóricamente a diversas culturas, historias y experiencias de poblaciones heterogéneas, reduciéndolas a estereotipos negativos intencionalmente construidos. Por su parte, el racismo anti-palestino busca silenciar, intimidar, demonizar y reprimir cualquier expresión de identidad palestina, de su cultura o solidaridad.


"La arabofobia es antisemitismo, porque los pueblos y tribus árabes comparten linaje racial y cultural semita con el histórico pueblo hebreo, y en Colombia conforme a la ley 1482 de 2011, establece las prohibiciones en materia penal de cualquier forma de discriminación y apología al genocidio por cuestión de raza, sexo origen, ideología o confesión religiosa." Javier León, abogado, arabista, licenciado en Filosofía en Historia, candidato a Magíster en Filosofía.

Por su parte, el criticismo a cualquier Estado por sus acciones cuestionables o al margen de la Ley y los derechos humanos, es legítimo ante el derecho internacional que irradia el derecho constitucional de las naciones por tener en su parte dogmática toda la teoría de dignidad humana y su protección como Derechos Fundamentales.


"La homologación del antisemitismo y antisionismo no solo es un garrafal error histórico, además, busca cercenar bajo amenaza explícita la posibilidad de protestar públicamente por el genocidio que sufren los palestinos." Héctor Galeano, investigador asociado del Instituto de Altos Estudios Sociales y Culturales de América Latina y el Caribe.

¿Qué es la islamofobia y la arabofobia?


La arabofobia o anti-arabismo puede definirse como el rechazo hacia los árabes en general- recordemos que no todos los árabes son musulmanes, y que hay poblaciones significativas de de árabes que son cristianos católicos de rito latino-romano, rito maronita, cristianos ortodoxos, cristianos coptos, cristianos siriaicos y cristianos protestantes y evangélicos, entre otros. Pese a que en el mundo hay aproximadamente 300 millones de personas árabes, no existe un consenso académico oficial para definir lo que es la arabofobia, de ahí a que se tienda a asociar o incluir como una expresión de islamofobia.


Aunque islamofobia y arabofobia no se traten de una misma dinámica de discriminación, ambas pueden constituir una transversalidad en donde la identidad árabe y la identidad musulmana se cruzan y contribuyen a experiencias más graves de discriminación y opresión. 

La islamofobia es el miedo, los prejuicios y el odio hacia los musulmanes que conduce a la provocación, la hostilidad y la intolerancia mediante amenazas, acoso, abuso, incitación e intimidación de musulmanes y no musulmanes, tanto en el mundo en línea como fuera de el. Según un reciente informe del Relator Especial de la ONU sobre la libertad de religión o de creencias, la sospecha, la discriminación y el odio descarado hacia los musulmanes han alcanzado "proporciones epidémicas"


A nivel mundial, cada 15 de marzo se marca el Día Internacional de la Lucha Contra la Islamofobia según lo decretado por Naciones Unidas en el 2022. Los 60 miembros de la Organización de Cooperación Islámica patrocinaron una resolución (A/RES/76/254) para establecer este día global de acción, en la que subrayan que el terrorismo y el extremismo violento no pueden ni deben asociarse a ninguna religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico. 


El lenguaje, propaganda y mensajes islamofóbicos y arabofóbicos de algunos medios de comunicación, académicos, redes sociales, figuras políticas, e inclusive de algunos líderes mundiales, ha resultado en la deshumanización sistemática y la discriminación institucionalizada contra el pueblo palestino, y contra árabes y musulmanes en general, facilitando la continuación y justificación del genocidio en curso y de otras violencias contra ellos.


Preocupa profundamente cuando algún medio de comunicación u organización opta por emitir contenido escrito o audiovisual con mensajes de discriminación, incitación al odio, xenofobia, injuria y calumnia, generalizando estereotipos o sucesos particulares contra colectivos amplios y diversos sin ninguna relación, poniendo en riesgo vidas, libertad de culto y de expresión de miles de colombianos.


En algunas ocasiones, estas expresiones podrían entenderse como hostigamiento, entendido como la promoción de "conductas o comportamientos constitutivos de hostigamiento, orientados a causarle daño físico o moral a una persona, grupo de personas, comunidad o pueblo, por razón de su raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología política o filosófica, sexo u orientación sexual o discapacidad y demás razones de discriminación" por el artículo 134B del Código Penal.


Estas narrativas islamofóbicas y arabofóbicas que incitan al odio y a la violencia al hacer generalizaciones peligrosas y al replicar información falsa o manipular la información, se han intensificado y amplificado desde octubre de 2023 en Colombia y el mundo, como si fuesen la norma y además lo deseable. Esto solo genera más violencias, y debe ser del interés de todos encontrar avenidas para la paz y no para que continue el espiral de violencias. Todas las vidas cuentan por igual.


"Una cosa es dar opiniones y otra, afirmar cosas. Y la libertad de prensa de «Los Informantes» (de la televisión colombiana) no se debería usar para enviar mensajes de odio, arabofobia e islamofobia. Estos mensajes son un delito." Victor de Currea-Lugo, médico, trabajador humanitario, periodista, escritor, profesor universitario y activista por la paz.

Guía rápida para identificar y denunciar comportamientos y mensajes islamofóbicos y arabofóbicos.




¿Qué puedes hacer?

"Estos mensajes cargados de odio contra los árabes palestinos dan cuenta de un racismo que vive entre nosotros y que aceptamos. Pensamos equivocadamente que la única expresión del fenómeno son los insultos enardecidos de bots en redes o de extremistas. Mientras tanto, la arabofobia ha encontrado refugio en la academia, prensa, empresariado y religión. Todos se lavan las manos. Llegó la hora de empezar a hablar de un silencioso pero trascendente racismo institucional que se camufla en las buenas maneras de las "gentes de bien"." Mauricio Jaramillo Jassir, Profesor asociado de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario.

Es deber de todos construir las sociedades en las que queremos vivir. 


Te invitamos a reportar noticias, escritos, discursos, actitudes, comportamientos, experiencias propias o a figuras públicas que activamente estén propagando en espacios públicos mensajes racistas y xenófobos.


Envía la información del caso al correo direccion@incaco.org con tus datos de contacto, resumen de la situación y pruebas si aplica.






コメント


bottom of page