top of page

Declaración del sindicato de periodistas palestinos




Traducción no oficial

Texto original aquí

31 de octubre de 2023



Parte de la cobertura poco ética de los medios globales está facilitando el genocidio en Gaza


Como periodistas y sindicalistas palestinos, hacemos un llamado a nuestros colegas periodistas de todo el mundo a tomar medidas para detener los horribles bombardeos contra nuestro pueblo en Gaza y adherirse al principio ético de nuestra profesión.


El mundo observa con horror cómo Israel ataca a civiles en la ocupada y sitiada Franja de Gaza desde tierra, mar y aire, matando a más de 9.000, hiriendo a más de 30.000 y dejando a muchos otros atrapados bajo los escombros. Mientras tanto, Israel ha distribuido miles de armas automáticas a colonos extremistas en la ocupada Cisjordania, que abiertamente están planeando y ejecutando actos de limpieza étnica en gran escala.


Estos acontecimientos –y la perspectiva de algo aún peor por venir– nos han sacudido hasta lo más profundo, obligándonos como periodistas a hablar en alto. Recordamos a nuestros colegas, en particular a aquellos que trabajan en los medios occidentales, la necesidad de cumplir con los estándares periodísticos básicos. Nos preocupa que algunos medios de comunicación mundiales con frecuencia no hayan cumplido con estos estándares al cubrir la masacre en curso en Gaza.


Incluso teniendo en cuenta los bajos estándares establecidos por la cobertura mediática de masacres anteriores en Gaza, el discurso mediático en torno a los acontecimientos recientes representa un nuevo mínimo para los principios de integridad periodística. Despojadas de cualquier pretensión de objetividad o verdad, algunas organizaciones de medios occidentales han repetido como loros los temas de conversación del gobierno israelí, no han cuestionado ni siquiera intentado verificar información y propaganda flagrantemente erróneas, y han adoptado un lenguaje deshumanizante y violento sobre el pueblo palestino.


Cuando, por ejemplo, los gobiernos de Israel y Estados Unidos sugirieron –sin evidencia alguna– que el Ministerio de Salud palestino había inflado el número de palestinos registrados como muertos en Gaza, muchas agencias de noticias adoptaron acríticamente este tema de conversación. Al involucrarse en especulaciones tan infundadas –impulsadas por la propaganda de la maquinaria de guerra israelí–, los medios de comunicación están facilitando la muerte masiva de palestinos y sentando las bases para un genocidio.


Como Sindicato de Periodistas Palestinos, observamos que:


1. Desde el 7 de octubre, 25[1] periodistas palestinos y 9 trabajadores de agencias de comunicación han sido asesinados por los bombardeos israelíes. Durante el mismo período ha habido ataques directos a las casas de 35 periodistas, matando a decenas de sus familiares, incluido el ataque contra la casa del periodista de Al-Jazeera Wael Dahdouh[2], matando a su esposa, dos de sus hijos y su pequeño nieto. Según la información obtenida por el Sindicato, al menos 20 de los 25 periodistas asesinados desde el 7 de octubre fueron atacados intencionalmente en sus hogares o durante su trabajo cubriendo los ataques de Israel. Estas atrocidades son parte de un largo patrón de ataques letales a periodistas palestinos por parte de Israel. El gobierno israelí ha asesinado a 55 periodistas palestinos entre 2000 y 2022, el más famoso de ellos Shireen Abu Akleh[3] en mayo de 2022.


2. Israel cortó toda comunicación con la Franja de Gaza y cortó Internet, teléfono y comunicación móvil el sábado 28 de octubre[4] y la comunicación continúa gravemente interrumpida y restringida. Como en guerras anteriores, también han impedido que los medios extranjeros entren en la Franja de Gaza. Estas acciones, tomadas en conjunto, tienen como objetivo permitir que Israel cometa sus masacres en la oscuridad, lejos de los lentes de los medios de comunicación mundiales.


3. Israel tiene un historial bien establecido de engañar a los medios de comunicación y al público mundial, incluso produciendo repetida y sistemáticamente “pruebas” fabricadas para justificar sus crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Sólo en las últimas semanas hemos documentado numerosos casos de este tipo.


4. En una declaración[5] emitida el 18 de octubre, 250 destacados académicos del periodismo, los medios y las comunicaciones emitieron una declaración pública en la que denunciaron la cobertura mediática sesgada, la omisión de contexto y hechos clave, el uso selectivo de pruebas, y los dobles estándares y la discriminación contra los palestinos por los medios británicos. Estas críticas son aplicables a la cobertura occidental en general.


5. Más de 800 juristas internacionales han publicado una declaración[6] advirtiendo sobre la “posibilidad de que las fuerzas israelíes perpetren el crimen de genocidio contra los palestinos en la Franja de Gaza”, y el Centro para los Derechos Constitucionales ha publicado un análisis jurídico y fáctico detallado que describe “El crimen de genocidio en desarrollo de Israel”. Destacados estudiosos del genocidio han señalado que las acciones de Israel, junto con las declaraciones sobre la intención de los funcionarios del gobierno israelí, apuntan en conjunto a la comisión de actos de genocidio contra el pueblo palestino. Uno de estos expertos, el destacado estudioso israelí del Holocausto y el Genocidio, Raz Segal, ha descrito las acciones de Israel en Gaza como “un caso de genocidio de libro de texto[7]”. Los académicos también han advertido que la deshumanización de los palestinos por parte de los medios de comunicación está permitiendo este genocidio.


6. Gran parte de los medios de comunicación mundiales, en particular los medios occidentales, han repetido sin pensar los puntos de conversación del gobierno israelí y han utilizado un lenguaje deshumanizante al referirse a los palestinos. Al hacerlo, estas organizaciones de medios han fallado por completo en adherirse a los principios periodísticos fundamentales de objetividad e integridad. Corren el riesgo de convertirse en cómplices del genocidio.


Dada esta realidad y la terrible situación que se desarrolla en Palestina, hacemos un llamado a los periodistas, sindicatos y agencias de noticias de todo el mundo a:


1. Condenar públicamente los ataques contra periodistas palestinos y tomar todas las medidas posibles para apoyar a los periodistas palestinos.


2. Reafirmar públicamente su compromiso con la ética periodística, la búsqueda de la verdad y la objetividad, y adherirse a los estándares establecidos en la Declaración de Principios sobre la Conducta de los Periodistas de la FIP.[8]


3. Considerar el historial de las partes que brindan información antes de reportar esa información como un hecho y verifique las afirmaciones de fuentes no confiables antes de reportar esas afirmaciones como un hecho.


4. Adoptar los estándares de la Declaración de Principios sobre la Conducta de los Periodistas[9] de la FIP y la Guía de la Asociación de Periodistas Árabes y de Medio Oriente (AMEJA)[10] para cubrir con precisión cuestiones relacionadas con Israel y Palestina.



5. Negarse a utilizar un lenguaje deshumanizante que facilite el genocidio. Hacemos un llamado a los periodistas individuales para que adopten posturas de principios del lado de la verdad y tomen medidas de protesta si sus agencias no actúan en consecuencia.


Como periodistas, tenemos el deber de informar los hechos de manera precisa e imparcial, especialmente en situaciones de conflicto, cuando la propaganda y la desinformación amenazan con oscurecer las terribles realidades sobre el terreno. Ahora es el momento de mostrar valentía, honestidad y apego a los principios más elevados de nuestra profesión. El tiempo se acaba. Instamos a nuestros colegas de todo el mundo a hacer lo correcto.


[1] Cifra actual de periodistas palestinos asesinados hasta el 6 de noviembre: 47. [2] A esto se suma el asesinato de los cuatro hijos del periodista Muhammad Al -Alul el día 5 de noviembre. [3] Periodista palestina-norteamericana, cristiana, asesinada por un francotirador israelí mientras cubría una incursión israelí en el campo de refugiados de Yenín, en Cisjordania ocupada. [4] Los cortes de internet y comunicaciones han seguido sucediendo, más notoriamente el 4-5 de noviembre, cuando ocurrieron los peores bombardeos nocturnos sobre Gaza. [5] Carta por los medios y académicos de las Comunicaciones británicos sobre la cobertura mediática acerca de la Guerra en Gaza: https://docs.google.com/document/d/1EGZ2ubh_rKyRq3TXPPELXBGKOrjpIAKgMaWpnXAOptM/edit [6] 800+ Académicos de derecho dicen que Israel puede estar cometiendo crímen de genocidio en Gaza https://www.commondreams.org/news/legal-scholars-israel-genocide [7] Un caso clásico de genocidio: https://jewishcurrents.org/a-textbook-case-of-genocide [8] Declaración de Principios sobre la Conducta de los Periodistas de la FIP https://research.tuni.fi/ethicnet/country/ifj-declaration-of-principles-on-the-conduct-of-journalists/ [9] Declaración de Principios sobre la Conducta de los Periodistas https://research.tuni.fi/ethicnet/country/ifj-declaration-of-principles-on-the-conduct-of-journalists/ [10] Guía de la Asociación de Periodistas Árabes y de Medio Oriente (AMEJA)[10] para cubrir con precisión cuestiones relacionadas con Israel y Palestina. https://www.ameja.org/Media-Resource-Guide-for-Palestine-Israel

bottom of page