top of page

“Si Debo Morir”: Homenaje a la Vida y Obra de Refaat Alareer

Actualizado: 10 mar


Por: Dalgys Carbal*


La undécima sesión del Club de Literatura Árabe fue dedicada a Refaat Alareer, un escritor, poeta, académico y activista palestino asesinado a sus 44 años el pasado 6 de diciembre de 2023 en la Franja de Gaza por el ejército israelí, dejando una viuda, seis hijos y muchas historias. Nos honró contar con asistentes conectados desde Colombia, México, España, Argentina, Francia y Estados Unidos. 


Refaat Alareer, residente muy orgulloso del distrito de Shuja'iyya en Gaza, enseñaba literatura y escritura creativa en la Universidad Islámica de Gaza, la cual fue destruida por Israel durante el actual genocidio. Cofundó la organización We are not numbers para devolverle la humanidad y darles voz a todos los refugiados palestinos que, ante los ojos del mundo y debido a campañas de deshumanización en algunos medios, solo son vistos como simples números y estadísticas.   


A Refaat le apasionaba conectar a escritores con experiencia con jóvenes escritores en Gaza, y creía firmemente en el storytelling como una forma de resistir a la ocupación israelí. Tras su muerte, su legado pervive y resuena alrededor del mundo en sus textos y sus estudiantes. Sus historias son de resiliencia y resistencia, cuentan la realidad de miles de personas en Gaza y toda Palestina que sufren bajo el yugo de la ocupación y la colonización israelí.   


Para esta sesión, el Club contó con la participación de Yousef Aljamal desde Turquía, intelectual palestino y refugiado del campo de refugiados Al-Nuseirat en la Franja de Gaza, quien fue pupilo, colega y amigo cercano de Refaat Alareer. Además, contamos con la presencia de Helena Cobban, escritora, investigadora, fundadora y CEO de Just World Books, quien en ha trabajado con Yousef anteriormente en proyectos editoriales y que también tuvo la oportunidad de conocer y trabajar de cerca con Refaat.  



Para Yousef, Refaat era mucho más que su mentor, él era su apoyo y su guía. Refaat siempre motivó a sus estudiantes a creer en ellos mismos, haciéndoles saber que tenían muchas historias que debían contar. Los exhortaba a escribir, a contar y alzar sus voces, y se preocupaba mucho por ellos; sus estudiantes sentían y recuerdan con nostalgia aquel aprecio y amor que sentía su profesor hacia ellos.


De acuerdo con Yousef, Refaat no solo era una mente brillante, muy curioso, amante de las letras universales, especialmente de Shakespeare, y un gran educador, sino que también era un gran ser humano. Más allá de su faceta de profesor serio, Yousef tuvo la oportunidad de conocer otro aspecto más humano. Refaat disfrutaba jugar juegos en línea, el fútbol, los idiomas, ver películas, leer dramas, escribir, educar, ver Dr. House y Harry Potter. Durante un viaje a Malasia para cursar su maestría, Yousef recuerda con emoción un encuentro fortuito con Refaat saliendo de Gaza rumbo al aeropuerto de El Cairo. Juntos viajaron hasta Kuala Lumpur y aquellas horas sentados en el avión fueron de gran valor para Yousef.



Una vez en Malasia, Refaat le preguntó si tenía donde quedarse, a lo que Yousef le respondió que no, dado que, anteriormente había intentado salir de Gaza cinco veces sin éxito, así que no había asegurado dónde hospedarse. Refaat le ofreció quedarse con él en su apartamento junto con su compañero de piso, y así, los tres compartieron tiempo, techo, alimento por varios meses.


Durante ese tiempo, Yousef se dio cuenta de que Refaat más que un profesor y académico, era un ser humano noble, con mucho sentido del humor y sarcasmo, de mente abierta y muy agradable. Además, Refaat se ganaba fácilmente los corazones de las personas gracias a la manera en la que se expresaba, contaba historias y enseñaba. Refaat causaba un profundo y duradero impacto e influencia en las personas que lo conocían. Incluso, después de su asesinato, personas que lo conocieron hacía más de una década, protestaron y manifestaron su descontento y la gran herida que la muerte de Refaat dejó en sus vidas.  

 

Nuestra otra invitada, Helena Cobban compartió acerca de la obra literaria de Refaat y de cómo usaba las historias de ficción para transmitir y reflejar las realidades, sentimientos y experiencias. Para Refaat, y a diferencia del periodismo, a través de la ficción los escritores y lectores podían explorar otras ideas e imágenes diferentes. 


Helena también compartió sobre sus visitas a Gaza; sobre cuando Refaat fue de gira a Estados Unidos para presentar el libro "Gaza Writes Back" junto con Yousef y Rawan Yaghi, otra de las autoras; y sobre su trabajo para visibilizar y amplificar voces palestinas de Gaza, especialmente a través de la publicación de los libros  The Gaza Kitchen y Gaza Mom.


Para ella, Gaza ha jugado y sigue jugando un papel fundamental y protagónico en la lucha nacional de los palestinos por sus derechos, pues fue desde Gaza donde su fundaron la mayoría de los movimientos palestinos seculares entre la población refugiada.  

 


Uno de los libros más importantes publicados por Just World Books es Gaza Writes Back: Short Stories from Young Writers in Gaza (2013) — Gaza Responde: Cuentos Cortos de Jóvenes Escritores en Gaza—, editado por el mismo Refaat. El libro, único en su tipo, reune 23 escritos poderosos, de resistencia y resiliencia del pueblo palestino. En total, Refaat eligió publicar 23 cuentos porque fueron 23 días que duró el violento ataque de Israel a Gaza, la llamada “Operación Plomo Fundido”, entre diciembre de 2008 y enero de 2009. El libro es una antología de cuentos cortos de 15 jóvenes en Gaza estudiantes de Refaat, de los cuales 12 son mujeres.  


En cada historia se evidencian las duras realidades de una generación que ha sufrido bajo el asedio y el bloqueo israelí. Son historias sensibles, conmovedoras, y algunas son difíciles de leer debido a la complejidad de las narrativas que plasman la guerra y la violencia. Gaza Writes Back es un libro que juega un papel valioso en la preservación de la memoria de Palestina, un libro que busca devolver la humanidad y la voz a los palestinos que han sido silenciados y olvidados.  

 

Refaat creía que contar historias era en sí un acto de vida. Seguiremos amplificando su mensaje y el de millones de voces palestinas en el mundo desde las artes, la cultura y la pedagogía. Desde el Instituto, estamos comprometidos a que la muerte de Refaat –ni la de los casi 40,000 palestinos asesinados durante este genocidio en curso- no sea un simple número más.  

Compartimos su último y más celebre poema:


Si debo morir

Traducido por Ahmad Mohsen  


Si yo tengo que morir, 

Tú tienes que vivir 

Para contar mi historia 

Para vender mis cosas 

Para comprar un pedazo de tela 

Y unos hilos 

(que sea blanca con una cola larga) 

Para que un niño, en algún lugar en Gaza, 

mientras le mira a los ojos al Cielo 

esperando a su padre que se fue de repente 

sin despedirse de nadie 

ni siquiera de su carne 

ni siquiera de sí mismo, 

vea la cometa, mi cometa que tú hiciste, volando arriba 

y piense por un momento que hay un ángel allí 

trayendo de nuevo el amor 

Si yo tengo que morir 

Que mi muerte traiga esperanza 

Que sea un relato. 


 

*Dalgys Carbal es Líder de Investigación y Gestión del Conocimiento en el Instituto de Cultura Árabe de Colombia.

Comments


bottom of page